jueves, 14 de febrero de 2013

Historia de un amor acabado en tragedia Capitulo 2


Comenzaron los exámenes de selectividad y Francisco estaba muy nervioso por un lado por los exámenes y por otro lado pensando en los días que quedaban para quedar con su amiga y decirle lo que sentía por ella.



Tras terminar el primer día de exámenes, al salir, se encontró con María que también se había dado la casualidad de que se examinaba en el mismo lugar, por lo que su nerviosismo aumentó considerablemente, así que al día siguiente durante el examen de Química, se encontró con ella en el aula del examen, pero se sentaron en mesas muy separadas la una de la otra. Ella no debió de haber visto a Francisco, porqué si no, seguramente le habría saludado y Francisco se hubiera puesto muy nervioso. Al día siguiente Francisco tenia su último examen y María también,así que finalizaron los exámenes y Francisco dejó de tener la preocupación acerca de los exámenes,ahora,sólo quedaba esperar a que salieran publicadas las notas.



A los dos días de que fueran publicadas las notas, Francisco recibió una llamada telefónica de María,para hablar acerca de cuando iban a quedar, puesto que ésta se iba en dos semanas a Granada a visitar a unos familiares, por lo que dijeron de quedar al día siguiente en el mismo sitio a la misma hora,y ya al fin, poder hablar de lo que les había ocurrido durante los años en los que no tuvieron contacto alguno.



A la mañana siguiente Francisco se levantó con un dolor de cabeza muy fuerte, por lo que pensaba que no iba a poder quedar con su amiga, pero afortunadamente para él, tan solo fue un dolor pasajero, así que tras comer, Francisco cogió el metro en Nuevos Ministerios, para coger el transbordo y llegar a Sol y así poder llegar a donde habían quedado. Cuando Francisco llegó a Sol, María todavía no había llegado, así que Francisco se sentó en un banco para esperar, tras media hora de espera,Francisco comenzó a pensar que no iba a venir, por lo que comenzaron algunas lágrimas a brotar de sus ojos,las suficientes como para que se le enrojecieran los ojos pero no para que se considerara que estuviera llorando, por lo que le llamó al móvil y le saltaba el contestador automático, veinte minutos más tarde,llegó María corriendo y al llegar a donde estaba Francisco,se desplomó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario