miércoles, 6 de marzo de 2013

El árbol

Era una rama rota injertada en un árbol de diferente familia. Adoptada, pero no porque sus padres optaran por un destino diferente. Tenía tres años cuando se convirtió en una mezcla de una parte de soledad y dos partes de tragedia. La terapia comenzó cuando iba a 2º de la ESO. Tenia una personalidad hecha de tests y pastillas. Vivió como si las subidas fueran montañas y las bajadas acantilados. Cuatro quintas partes de suicidio,una marea de antidepresivos y una adolescencia de ser llamado "Popper".Unas 10 partes debido a las pastillas y las otras noventa debido a la crueldad. Trató de suicidarse en 4º de la ESO, cuando un niño que todavía podía ir a casa con papa y mama,que tuvieron la audacia de decirle que lo superara. Como si la depresión es algo que pudiera ser remediado por cualquiera de los componentes que se encuentran en un kit de primeros auxilios. A día de hoy, es una mecha de una dinamita encendida por ambos extremos, podría describir con detalle la forma en la que el cielo se dobla en los momentos antes de que esté a punto de caer, y a pesar de tener muchos amigos que le dicen que es una inspiración para ellos, pero siguen siendo una pieza entre las personas que aún no pueden entender que, a veces,llegar a estar libre de drogas tiene menos que ver con la adicción y más con la cordura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario