martes, 5 de marzo de 2013

Ella...


Ella tenía 8 años...
Era su primer día de clase cuando le llamaron fea. Se tuvo que mover al fondo de la clase para evitar ser bombardeada por las bolas de papel, pero los pasillos de la escuela, eran un campo de batalla donde se encontraba en inferioridad numérica cada miserable día. Se acostumbró a quedarse dentro durante los recreos porque fuera era peor. Fuera tendría que intentar huir o aprender a permanecer como una estatua sin dar señal de que estuvo allí. En quinto le pusieron un cartel en el que ponía:"Cuidado con el perro".

A día de hoy, a pesar de que su marido la quiere, ella no piensa que es bella porque tiene una marca de nacimiento que ocupa un poco más de la mitad de su cara. Los niños decían que parecía una respuesta equivocada que alguien trató de borrar pero no pudo hacer el trabajo. Y nunca va a entender que ella está criando a dos hijos cuya definición de belleza comienza con la palabra "mamá". Porque ven su corazón a través de su piel. Porque ella siempre ha sido increíble.

No hay comentarios:

Publicar un comentario