miércoles, 27 de marzo de 2013

Nubes (Con dedicatoria)



Desde mi ventana las nubes veo pasar, ojalá mis problemas fueran como las nubes, arrastrados por el viento, para no volver a verlos de nuevo, y poder sonreír al ver la luz del sol que ilumina mi habitación. Ahora dentro de mi tan solo suenan canciones de desesperación por haber confiado en alguien plenamente, para que esa persona se olvide de ti, y tan solo sepas de ella por gente cercana, mas yo siempre pensé que siendo amable con todo el mundo jamás los perdería, fue un error que siempre me reprenderé, no solo porque ya no seré la misma persona que confiaba plenamente en los demás, ahora confiaré pero siempre guardando dentro de mi cosas por si esa persona se separara de mi y no volviera a verla.


Todo lo que me ha ocurrido en la vida me ha ayudado de una u otra manera a ser mejor persona, pero hay veces que no se puede sacar nada bueno de lo que a uno le ha acontecido la vida, tristes sonatas suenan en mi cabeza, amargas lágrimas que resbalan por mis mejillas, ayudándome a entender que jamás la recuperaré, mas al menos todavía no estoy solo, tengo a gente que me anima en mis tristes momentos.

Desde hace un mes he conocido a alguien que me ayuda a ver las cosas desde otro punto de vista, no nos conocemos mucho, suele llamarme borde, pero yo me lo tomo en broma, aunque no lo crea me ha ayudado mucho, aunque tan solo haya sido diciéndome que le gustaba lo que escribo, porque me ha dado algo por lo que seguir adelante, la escritura de lo que siento. Me gusta al gente que se preocupa por los demás sin esperar nada a cambio, porque saben que tarde o temprano esa preocupación se verá recompensada de una u otra manera.

Gracias persona que sabes quien eres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario