martes, 30 de abril de 2013

En cada rincón.

En cada rincón de mi cuerpo estás tu,
en cada canción que recuerdo estás tu,
en cada segundo,
te pienso,
te olvido,
te extraño,
te siento de vuelta conmigo.

Y es todo mentira,
mentira,
mentira,
no estás en mi vida...

La luz

No hay en el mundo fortuna mayor,creo,que la incapacidad de la mente humana para relacionar entre sí todo lo que hay en ella. Vivimos en una isla de plácida ignorancia,rodeados por los negros mares de lo infinito, y no es nuestro destino emprender largos viajes. las ciencias,que siguen sus caminos propios, no han causado mucho daño hasta ahora, pero algún día la unión de esos disociados conocimientos nos abrirá a la realidad, y a la endeble posición que en ella ocupamos, perspectivas tan terribles que enloquecemos ante la revelación, o huiremos de esa funesta luz, refugiándonos en la seguridad y la paz de una nueva edad de las tinieblas.

jueves, 25 de abril de 2013

Ahora

         Dijo John Lennon que algunos están dispuestos a cualquier cosa, menos a vivir aquí y ahora. En realidad, la inmensa mayoría hacemos eso: pasamos la mayor parte de nuestro tiempo recordando el pasado y haciendo planes de futuro, olvidando que la magia de la vida está en el presente.

         Damos demasiada importancia al ayer. Nos centramos en viejos recuerdos que no queremos olvidar; en historias que nos hicieron sufrir; en personas que un día tuvimos cerca; en los años de escuela, instituto o universidad; en nuestro primer -y a veces único- amor; en amigos a quienes perdimos la pista; en qué hubiera pasado si hubiésemos escogido otro camino, si nos hubiéramos dejado llevar por nuestro instinto, si en lugar de un 'no' hubiésemos dicho un 'sí'... Sin darnos cuenta, gastamos parte de nuestro presente pensando en el pasado.

           Pero para contrarrestarlo, existe el futuro. Así que también optamos para dedicar nuestro presente a pensar en lo que haremos más adelante. Y, por supuesto, no nos faltan ideas: más adelante estudiaremos una nueva carrera; aprenderemos inglés, alemán, chino o ruso; escribiremos un libro; llamaremos a ese amigo/a de hace años; nos cuidaremos más, comeremos mejor y haremos algo de ejercicio; viajaremos a la India, New York o Kenia; nos compraremos una casa mejor, un coche mejor, y todo eso trabajando más y mejor... Y como tenemos tan claro lo que haremos en el futuro, dejamos pasar el presente tranquilamente porque lo que nos importa de verdad es lo que está por llegar. Ya lo haremos más adelante. Pero, por supuesto, nunca llegará el momento ideal mientras nuestro principal actividad sea sentarnos a esperar.

          Nuestro principal problema es que lo dejamos todo para más adelante, sin darnos cuenta que el futuro siempre será futuro, igual que el pasado ya es parte del ayer. Así que el único momento que de verdad existe, que de verdad influye en nosotros, es el presente. El ahora. Porque es ahora cuando podemos decidir qué hacer con nuestra vida y, por tanto, marcarnos metas y ponernos en el punto de partida. Es ahora cuando podemos empezar a comer mejor, llamar a esa amiga, empezar a fijarnos cuál es la casa de nuestros sueños, organizar ese viaje, decirle a esa persona cuánto la queremos y cuánto nos ha importado siempre...

           Soñar está muy bien; es más, bajo mi punto de vista es necesario para saber que si nuestra mente lo imagina nosotros lo podemos alcanzar, pero no hay que soñar pensando que todo llegará solo. Porque los sueños solo sirven si detrás de ellos hay alguien dispuesto a cumplirlos. Y, para ello, hay que aprender del pasado como lo que es, y aprovechar cada segundo del presente para que cuando pensemos en el futuro lo que nos quede por desear ya esté en marcha ahora. Porque las grandes elecciones se toman ahora, los grandes planes de toman ahora, y nuestra vida solo existe ahora. Así ahora es un buen momento para aprovechar esa oportunidad y empezar a andar hacia nuestras metas.

Piensa en positivo



Levantarnos de mal humor no nos supone ningún esfuerzo. Es más, resulta hasta sencillo. Si tenemos un mal día, todo lo acusamos a eso: si contestamos mal a alguien, es porque tenemos un mal día; si nos enfadamos, es culpa del mal humor; si nos irritamos innecesariamente, es porque nos hemos levantado con el pie izquierdo.


Es muy fácil quejarse, lamentarse, vivir con el pesimismo como filosofía de vida, y echarle la culpa a lo que sea menos a nosotros. Y es fácil también irritarse a las primeras de cambio, herir a alguien que no se lo merece simplemente porque algo no nos ha salido bien, pensar que somos unos fracasados porque un par de veces las cosas no han ido como esperábamos. Creemos que no podemos ser lo que queramos solo porque no luchamos por ello. Es muy fácil ser negativo, pesimista, y un fracasado ante nuestros ojos. Es lo que menos esfuerzo nos supone... Así que debe ser lo mejor. Pues no. Primer error. La mayoría de nosotros somos pesimistas porque lo hemos convertido un hábito sencillo de cumplir.


Estar de mal humor parece más fácil que sacar una sonrisa en los momentos bajos. Lamentarse parece la opción ideal para evitar aprender de los errores. Y decir que nosotros no podemos aspirar a más, es una forma rápida de cortarnos las alas que nos permiten recorrer el camino hacia nuestros sueños.


Pero aún hay algo más fácil que eso: algo mucho más eficaz y enriquecedor que muchas veces ni siquiera tenemos en cuenta, y que en cambio hace que la vida se pinte de colores. Existe algo que posee la suficiente magia como para que cada uno de nosotros creamos que tenemos la fuerza suficiente para conseguir todo aquello que queremos. Ese algo se llama optimismo, y está demostrado que quienes lo ponen en práctica gozan de más salud y viven una media de diez años más que el resto.


Levantarse con una sonrisa, tomarse un buen té mirando el mar o las montañas, pasear bajo el sol, quedar con un amigo para ponernos al día de nuestras vidas, hacer una lista de sueños por cumplir, disfrutar del trabajo pendiente como algo que nos hace mejores, hacer planes sin auto-imponernos límites... Nuestra vida puede empezar a cambiar para mejor con cualquiera de estos gestos. El optimismo es más que una actitud; es un estilo de vida. Y sonreír más no solo nos hace más felices, sino que mejoramos la vida de los que nos rodean. Menos enfados y más sonrisas. Menos problemas y más soluciones. Menos mal humor y más optimismo. Porque sin optimismo no habría esperanza, ni objetivos que alcanzar, ni nada por lo que luchar. Y sí, los optimistas viven más... Pero también viven mejor.


Todos somos capaces de conseguir lo que nos propongamos. Los sentimentales les llaman sueños; los racionales, objetivos. Podéis ponerle el nombre que queráis, pero todo aquello que deseamos podemos tenerlo si damos el primer paso: creer en nosotros mismos, y levantarnos si caemos. Y para eso, hace falta ser positivo. Porque la vida, de colores, se ve mucho mejor.

miércoles, 24 de abril de 2013

Ánimo

Cuando me conecto al editor y veo que en un solo día has hecho quince visitas al blog, me digo a mi mismo, "¿Estará esperando que cuelgue una nueva entrada o se está obsesionando con mi blog?, como sé que eres una fiel seguidora, sé que es lo primero, no sabes el ánimo que me da el simple hecho de que me hagas estas visitas.

Cuando abrí este blog no pensé que tendría a alguien que me siguiera día a día y diciéndome cuando llevaba tiempo sin escribir nada que me diera prisa, así que te voy a escribir una oda.

Eres bella como una blanca rosa,
sé que eres fuerte de mente como un roble,
y tienes un temperamento muy noble,
con tus amigos eres muy graciosa.

Eres más dulce que la miel de romero,
por eso  sé que con alegría esto leerás,
y al menos durante un rato sonreirás,
y con eso escribo con un gran esmero.

Ubuntu

"Una persona se hace humana a través de las otras personas","ubuntu" en africano, esta mentalidad es una de las mejores mentalidades que puede haber en la vida, "soy porque nosotros somos".

Para mi no hay mejor alegría que la de saber de un amigo que ha vuelto a estar alegre o ha conseguido poner solución a un problema que tenía, yo soy de esas personas que si me cuentan un problema, yo lo cojo como si fuera uno mio y comienzo a fragmentarlo en problemas más pequeños, dicha mentalidad es la de un programador.

Miopia


El amor es ciego, pero en mi caso fue miope por no verlo desde lejos.

domingo, 21 de abril de 2013

Falsos asesinos y culpables libres. Capítulo 1


Una leve luz entró por la ventana, pude diferenciar lo que parecía ser un espejo, no sabía donde estaba, lo único que recordaba es que el día anterior había discutido con mi madre acerca de mis últimas notas, porque ella decía que debía de esforzarme un poco más. Estuve diez o quince minutos acostumbrándome a la poca luz que entraba en lo que parecía ser una celda de prisión con una puerta de metal macizo, cada cierto tiempo solía escuchar unos pasos que iban de un lado a otro,al otro lado de la puerta.

Pasaron varias horas hasta que una persona se paró frente a la puerta de mi celda, lo sé porque bajo la puerta entraba un pequeño resquicio de luz y podía ver la sombra por debajo de ella, introdujo la llave para abrirla, y entró, era un hombre de unos veinticinco años, tez blanquecina, pelos negros y por lo que parecía, tenía los ojos de un color claro porque reflejaban la luz del sol.

-Hola María, soy Martín,tu abogado de oficio-dijo él como si fuera la primera vez que lo dijera-
-¿De que se me acusa? ¿Por qué estoy aquí?-dije muy angustiada-
-Por lo que parece ser, estás acusada por el homicidio de tu madre-me dijo Martín muy seriamente mirándome a los ojos.-

Cuando me dijo eso, comencé a llorar, lo último que había hecho con mi madre fue discutir con ella, y ahora no podría disculparme por todo lo que le había dicho, me seque las lágrimas amargas que caian de mis llorosos ojos y le respondí:

-Yo jamás haría eso, era mi madre, le quería muchísimo.-Dije entre lágrimas
-Se han encontrado huellas tuyas en el cuchillo que la policía piensa que fue el arma homicida.-Dijo mientras sacaba un paquete de folios de su maletín.

Mientras él preparaba sus cosas me puse a intentar recordar lo que había hecho ayer, donde había ido, con quien había estado, pero no conseguía recordar nada, me sequé el sudor de la frente y del cuello, cuando me di cuenta de que tenía un corte en la frente, ¿Como me lo habría hecho?, no me dio tiempo a pensarlo más porque Martín ya había terminado de preparar sus papeles y comenzariamos a hablar del juicio en breve, y debía de estar atenta a todo lo que me decía.La mirada de Martín lo decía todo.

Bueno, ha llegado el momento, acércate María y te contaré lo que parece ser que ocurrió ayer en tu casa-dijo Martín aclarándose la garganta.

martes, 16 de abril de 2013

Cuando te vuelves a enamorar.



Alégrate si amor vuelves a sentir, eso significa que tu corazón ha vuelto a latir, piensa que si te has vuelto a enamorar es que de la otra persona pronto tus sentimientos vas a olvidar.


Ojalá eso pudiera sentir yo, no porque todavía siga enamorado de ella, sino que tan solo quiero arreglar las cosas con ella, porque ella fue la primera por la que mi corazón comenzó a latir. Hace poco pensé que me había vuelto a enamorar, ya que cuando la puerta del amor se abre, no se puede volver a cerrar, en mi mente ya no hay vuelta atrás, tengo el dilema de decirle lo que ahora siento, por si ocurre lo que con temor presiento. Ella es bella como una blanca rosa, con piel de marfil, labios carmesí, y por ella mi corazón palpita sin fin, y espero que yo para ella sea afín.


Las lágrimas que he derramado por amor han sido tan amargas que arrancaban de mi todo calor en mi alma, pero gracias a varias personas, algunas más cercanas que otras, he logrado seguir adelante.


Gracias a que vuelvo a amor sentir, mi pena estará a punto de partir.

lunes, 15 de abril de 2013

Cuando tan solo te queda llorar



Cuando tan solo te queda llorar, llora, no te sientas débil por hacerlo, porque como bien dijo hace tiempo un pensador: “Duelen más las lagrimas no derramadas que las que se derraman”, aunque no lo creas, cuando lloras echas hacia fuera todo ese estrés acumulado y podrás ver una luz al final del túnel que es tu pena.

El problema que hay en la sociedad ahora mismo que desde pequeños nos han enseñado que cuando lloramos mostramos debilidades, no por que nos lo digan, sino porqué siempre que en la infancia llorabamos, se burlaban de nosotros, por lo que nos dejó mella y ahora pensamos que, las lágrimas demuestran debilidad, y no es así, porque como decía Lope de Vega:
“No hay en el mundo palabras tan eficaces ni oradores tan elocuentes como las lágrimas.”
así que si quieres llorar, llora, pero siempre pensando en que podrás encontrar una solución al problema, no digo que esto se pueda utilizar en todos los campos, pero en general verás luz tras esas lágrimas, pero recuerda que si lloras por no poder ver el sol, las lágrimas te impedirán ver las estrellas.

Cuando veas a alguien que conoces que ha tenido problemas pero nunca ha llorado, preocúpate más por él que por alguien que ves llorar.


Finalmente recuerda que
"Las lágrimas transmiten con mayor elocuencia que mil estrofas juntas, un mensaje de dolor indecible, de profundo arrepentimiento o de amor inefable."

domingo, 14 de abril de 2013

El Perdón


Una de las palabras más difíciles de decir en la actualidad, es la de “Perdón”, esta palabra siempre va a ayudar al menos a la persona a la que le hicisteis daño que os arrepentís de lo que habéis hecho y pedís su perdón, es tan difícil de decir no porque uno no lo sienta, sino por miedo a que la persona a la que pedís perdón, no os lo de, simplemente has de saber, chica que piensa que me ha perdido, que con un simple perdón bastará, porque yo soy una de esas personas que perdonan y olvidan, pero si no lo pides no se te dará, porque la que me hizo daño fuiste tu y no yo.

Lo pasamos bien en esas tardes en las que te acompañaba a tu casa porque nadie más podía o vivía al otro lado de la ciudad, recuerdo que una vez me dijiste que me considerabas un amigo de verdad, y como bien sabes, los amigos de verdad jamás se separan, podrán tener peleas pero siempre podrán saber allí estará la otra persona para lo bueno y para lo malo.

Sé lo que es perder a un amigo, lo he vivido en mis propias carnes, pero al menos yo te dije porque me distanciaba de ti, pero quiero que sepas que no me has perdido, tan solo pide perdón, y olvidaré. Como dije ya hace tiempo: “Entre las cosas peores que le pueden ocurrir a un persona a lo largo de su vida es la de perder un amigo”, si tu supieras lo que de verdad es, dormir todos los días pensando en que hizo uno para provocar que eso ocurriera, que no debí decirle lo que sentía, etc...

Mas siempre podrás contar conmigo, cosa que yo no podré volver a poder pensar de la gente que conozco por miedo a que no puedan llevarlo a cabo... Y además piensa que si alguien está sentado en una esquina con la cabeza gacha, o que está durmiendo o está entrando en una desesperación sin poder agarrarse a nada...

Si tu supieras lo que es llorar por algo que no sabes porqué ocurrió,
si tu supieras lo que es soñar que tan solo fue un sueño que nos separáramos,
si de verdad supieras todo el sufrimiento que ello conlleva,
sabrías que eso no lo quiero para nadie...

Si con ésto no entiendes que con un perdón me recuperarás, te lo diré directamente:
“No me has perdido, solo quiero que me pidas perdón por lo que hiciste ese día”

jueves, 11 de abril de 2013

Que hacer cuando todo parece perdido

La diferencia entre los hombres no radica en que unos se enfrentan a graves problemas y otros no, sino que unos saben qué hacer en medio de esos momentos y salen más GRANDES, mientras que otros al no saber qué hacer, se quedan tirados.

El común denominador de todos los seres humanos sin importar sexo, posición social, nacionalidad, o cualquier diferencia que pueda existir, enfrentamos situaciones donde parece que todo está perdido.

La pregunta que hoy quiero responder no es ¿Cómo evitar enfrentar estas circunstancias? Pues tenemos que admitir que son parte del presupuesto de la vida misma. No existe, ha existido, ni existirá alguien que nunca experimente en un lapso de su vida que todo está acabado y no sabe qué hacer. De ahí que la pregunta correcta a responder es esta: ¿Qué hacer cuando todo parece perdido?

Primero.- DATE LA OPORTUNIDAD DE LLORAR:

Demasiadas personas son tan orgullosas que no se permiten llorar por un momento. Este tipo de personas que no tienen tiempo de llorar, se vuelven insensibles ante las necesidades de otros. Llorar no significa fracaso, sino que somos seres humanos. Pero, si no aprende a llorar, tampoco sabrá reír en tiempo de victoria.

Segundo.- BUSCA FORTALEZA Y DIRECCIÓN:

Esto es precisamente lo que tu y yo tenemos qué hacer , secarnos las lágrimas, levantarnos y buscar nuevas fuerzas.Tu puedes encontrar fuerzas en un fiel grupo de amigos.De ahí que será fundamental que alimentemos una amistad para cuando llegue un momento como éste. Un buen amigo te dará una palabra de ánimo y también te ayudará a encontrar nuevas vías para empezar a luchar de nuevo.


Tercero.- PELEA HASTA TRIUNFAR DE NUEVO:

Si tenemos una actitud correcta ante las situaciones difíciles, lograremos seguir adelante.

martes, 9 de abril de 2013

Aceptate a ti mismo


Mi vida ha sido como una cebolla, cuanto más quito capas más lloro, hasta que llegue al corazón, que es dulce y blanco, podrás llegar a conocer mi vida y llorarás al ver como me ha castigado la vida sin poder yo hacer nada para evitarlo.

Gracias a todas estas malas experiencias de la vida, soy una persona que sabe escuchar y dar nuevos ánimos a la gente que me pide consejo. Hay personas que me preguntan acerca de porqué les cuesta concentrarse o no consiguen dejar de pensar en algo relacionado con sus vidas, el problema que tienen estas personas es que para ser feliz, una persona ha de enfrentarse a sus miedos, para así aceptarlos y aceptarte a ti mismo, esto último es una de las cosas más difíciles que hay, porque siempre tendremos algo de nosotros que no nos gusta e intentamos por todos los medios de cambiarlo pero nunca lo conseguiremos.

Siempre supe que todo lo que me ha pasado en la vida, tenía algún sentido, el de ayudar a otras personas a animarse y ver las cosas buenas en cosas tan pequeñas que otras personas las ignoran pensando en que no les van a servir de nada, sin embargo, ahí las tienes, haciendo que alguien sonría por cosas tan pequeñas como ligeras bocanadas de aire caliente, que cuando uno tiene el animo correcto no hacen nada, pero a esa persona que pasa una época de frío emocional, le calienta para así seguir adelante.

lunes, 8 de abril de 2013

Yo no...

Yo no regalo palabras, regalo hechos.
Cuando me has necesitado,siempre he hecho todo lo posible por estar a tu lado para consolarte.
Cuando pensaste que todo el mundo te había dejado de lado, ahí estaba yo.

Yo no regalo palabras, regalo consuelo.
Siempre que estuviste triste, yo estuve allí para quitarte esa pena que tan dentro de ti entró. Lloraste en mi hombro sabiendo que jamás lo retiraría.

Yo no pierdo el tiempo, lo invierto en el bienestar de mis amigos

sábado, 6 de abril de 2013

Cuestiones


He aquí la cuestión, si hubiera modo alguno de que la recuperara,sabría que no está todo perdido, pero he ahí mi dilema, jamás la recuperaré.

De ahí mi miedo a expresar lo que siento diciéndolo a la cara, cuando escribo es como si dentro de mí, desapareciera ese miedo a expresar lo que siento, sintiéndome libre cual pájaro fuera de la jaula.

Siento dentro de mi que no me hace ningún bien el apenarme por su perdida, pero es difícil mirar hacia adelante sin que te vengan a la cabeza recuerdos de esos tiempos en los que no hubo problema alguno entre nosotros.

A veces pienso que hubiese sido mejor nunca decirte lo que yo por ti sentía,
a veces pienso que si no hubiese ido a la residencia este verano, jamás te hubiera conocido
a veces siento que toda la culpa fue de que era novato en cosas del corazón.

Nunca supe si algo de lo que me dijiste fue cierto, si tan solo lo decías por decir, viviendo yo en un mundo de ilusiones y espejismos provocados por pensar que ocurriera lo que ocurriera, ibas a estar siempre intentando animarme.

Cuando echo la vista atrás, me doy cuenta de que nuestra amistad no ha dejado de estar
de malentendido en malentendido, y si escribo esto no es porque siga sintiendo lo mismo por ti,
sino que me duele haber perdido a una amiga que entendía a la perfección lo que me había sucedido en el colegio.

Finalmente quiero decir que no hay peor sentimiento que el de perder a un amigo por culpa de uno mismo.

martes, 2 de abril de 2013

Volver

Cuando perdido estés, y no encuentres salida alguna, cuando sientas que eres como una piedra que se hunde en un profundo mar, piensa que siempre podrás ser arrastrado por la marea y volver hacía la orilla, de la cual saliste, y volver a sentir que flotas en el mar.

Piensa que siempre habrá una corriente de aire que te empujará o te ayudará a seguir adelante. Volverás a ser la persona que antaño fuiste, con tus alegrías y manías  que hacían de ti, alguien diferente en el que siempre encontrar apoyo y alegrías cuando la persona que te busca, necesite saber de que en ti siempre podrá confiar.

Ésto fue lo que sentí hace un mes cuando no tenía nada en lo que apoyarme, logré encontrar un risco en el pozo en la que estaba cayendo, para así poder dejar de hundirme en mis problemas. Todo lo que soy o seré en el futuro se lo agradezco a todas esas personas que de algún modo han hecho mella en este corazón rojo como un tomate y grande como un balón. Ahora creo que puedo seguir adelante, volver a sentir amor hacia otra persona, y esperar a que esa persona sienta lo mismo por mi... Aunque si no lo sintiera, siempre sabré que puede seguir siendo mi amiga. 

Hace poco conocía a alguien que poco a poco se ha ido ganando mi confianza lo suficiente como para que le haya contado todo lo que me ha sucedido en la vida hasta la actualidad, bueno, en realidad han habido más de cuatro personas, pero hay una que ha hecho más mella en mi mente.

Sueño con que un día, sin saber como ni cuando sientas lo mismo que siento yo por ti...