martes, 2 de abril de 2013

Volver

Cuando perdido estés, y no encuentres salida alguna, cuando sientas que eres como una piedra que se hunde en un profundo mar, piensa que siempre podrás ser arrastrado por la marea y volver hacía la orilla, de la cual saliste, y volver a sentir que flotas en el mar.

Piensa que siempre habrá una corriente de aire que te empujará o te ayudará a seguir adelante. Volverás a ser la persona que antaño fuiste, con tus alegrías y manías  que hacían de ti, alguien diferente en el que siempre encontrar apoyo y alegrías cuando la persona que te busca, necesite saber de que en ti siempre podrá confiar.

Ésto fue lo que sentí hace un mes cuando no tenía nada en lo que apoyarme, logré encontrar un risco en el pozo en la que estaba cayendo, para así poder dejar de hundirme en mis problemas. Todo lo que soy o seré en el futuro se lo agradezco a todas esas personas que de algún modo han hecho mella en este corazón rojo como un tomate y grande como un balón. Ahora creo que puedo seguir adelante, volver a sentir amor hacia otra persona, y esperar a que esa persona sienta lo mismo por mi... Aunque si no lo sintiera, siempre sabré que puede seguir siendo mi amiga. 

Hace poco conocía a alguien que poco a poco se ha ido ganando mi confianza lo suficiente como para que le haya contado todo lo que me ha sucedido en la vida hasta la actualidad, bueno, en realidad han habido más de cuatro personas, pero hay una que ha hecho más mella en mi mente.

Sueño con que un día, sin saber como ni cuando sientas lo mismo que siento yo por ti...

No hay comentarios:

Publicar un comentario