lunes, 9 de septiembre de 2013

La historia de Mario

Se llamaba Mario,24 años, una de las mejores personas que conocí, hasta que llego la depresión y se llevó su sonrisa y finalmente, su vida… Una maravillosa persona, que se portó como un hermano, que hizo cosas que jamás olvidaré y que me siento culpable de no haber podido hacer nada para ayudarle a ver lo maravilloso que era vivir… Se llamaba Mario, una gran persona, que el mundo ha perdido y que a los pocos que lo conocimos de verdad, nos afecta brutalmente… Somos pocos los que podemos decir que éramos sus amigos, porque muchas otras personas, simplemente, no se molestaron en conocerle, solo se dedicaron a juzgarle, como hace aquella gente vacía con muchos de nosotros y al no tener nada interesante en su vida, hablan de nosotros para compensar su existencia y hablan como si de dioses se tratara…Mucha gente no le conoció y aunque no lo hayan conocido, el hizo mucho y ayudo a alguien que vosotros conocéis, me ayudo a que yo sea, la persona que soy, aquel que escribe un post cada día, cada tarde y cada noche, alguien que hace meses estaba hundido, deprimido por una súper decepción y que gracias a él, no caí y como podéis haber visto a lo largo de este tiempo, nunca dejé de escribir, porque sabía que tenía buenos amigos, que me ayudaron a salir de esa maldita depresión… Al final salí, porque quise hacerlo, , porque pensé en aquellas personas que me apoyaban y que estaban jodidas viendo que lo pasaba mal, lo hice por todos ellos y por mí, como todos tenéis que hacer… Debéis evitar que la depresión, pueda con vosotros, es una obligación que tenéis para con vosotros mismos, si permites que esta avance, acabara contigo, con tu entorno, con lo que te ha costado tanto tener, así que, pide ayuda, no te quedes callado, haz lo que tengas que hacer, pero no pienses jamás que estas solo, porque créeme, hasta la persona que puede parecer más lejana, puede ser tu mejor amigo a la espera de ver que la necesites… Buenas noches, que descanséis…

No hay comentarios:

Publicar un comentario