sábado, 21 de septiembre de 2013

Ojos

A esos ojos que enamoran, que por ellos los hombres lloran, que provocan alegrías y tristeza al contemplar tal belleza de armonía de azul y blanco que brillan como si de un zafiro se tratara, esos preciosos ojos que en compañía de su dueña, están tan en armonía que no parecen reales y la gente al verlos piensa que no valen ni dos gales, pero a los que los conocemos, sabemos que son de tal belleza y envergadura, que con el tiempo su brillo siempre perdura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario