lunes, 7 de octubre de 2013

Amistades del momento

A veces para que alguien te caiga bien, no se sabe el tiempo que se va a necesitar, podrán ser minutos,horas,días,semanas o incluso años. Pues tan solo han bastado 30 minutos para que alguien me caiga bien, podréis decir que no la conozco mucho, pero lo poco que conozco de ella, ya me basta para saber que esta persona es interesante de conocer.Es gracioso como el tan solo el hecho de que la defendiera de unas personas que le estaban faltando al respeto, ha hecho que comenzáramos a hablar y a conocernos mejor. Además simplemente he sido yo mismo, nada de lo que he dicho no ha sido cierto.

Para todas esas personas que tienen ese miedo al rechazo por ser como son, les digo que ese miedo que tienen es infundado, si a una persona no le llegaras a caer bien, el mundo no se va a derrumbar porque a alguien le caigas mal, hay que aceptar la idea de que por alguna razón siempre vas a caerle mal a alguien, aunque hagas todo lo necesario para evitarlo, es ley de vida.

Sin embargo, con esta persona con la que he estado hablando, casi al minuto ya nos caíamos bien, hemos comparado nuestros gustos musicales, ambos tocábamos el teclado, y hacíamos nuestros pinitos. Pero ésto no es lo importante, lo importante es que la mejor forma de conocer gente es ser tu mismo.

A esta persona que sé que sabe quien es, gracias, no me he reído tanto en mi vida, salvo con aquella persona... Pero esto no es para apenarme, sino alegrarme por haber conocido a una persona con gustos similares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario